ALGUNAS VERDADES INCÓMODAS SOBRE EL MARKETING HOTELERO

pavo-de-navidad

Si analizamos que pasaría si un hotel no trabajara con ningún intermediario nos daríamos cuenta de que realmente se trata de una subcontratación de marketing, el hotel crea el producto y los intermediarios lo comercializan por él.

Cierto es que los hoteles pueden hacer una parte del marketing por sí mismos, pero el grueso del trabajo corre a cuenta de Booking.com, Tripadvisor, Expedia y compañía… y bien se lo cobran.

Sin duda la comercialización y el marketing  hotelero es un oficio hiper-complejo y estar al día de todas sus disciplinas está al alcance de grupos hoteleros grandes o muy grandes, para el resto de los mortales lo normal es que invirtiendo en SEO avanzado,  SEM genérico, metabuscadores, remarketing y demás técnicas avanzadas acabemos teniendo una repercusión por reserva a la que nos ofrecen las OTA’s.

Muchos hoteleros no pierden el tiempo en calcular el ROI de una acción, algunos analizan el ROI que les entrega su responsable de ecommerce o agencia de marketing hotelero, pero muy pocos calculan un ROI real.

Para tener un ROI real los hoteleros deberían incluir los costes ocultos (gastos de personal interno/externo, cuotas de las herramientas de gestión, errores de planificación) y la canibalización de las reservas propias, un ejemplo de este último fenómeno sería cuando llega una reserva a través de un metabuscador (ej. Tripadvisor) de no haber activado la campaña posiblemente el usuario hubiera “googleado” el nombre del hotel y acabado en su web a coste cero.

El marketing es un arte y no dudo que haya quien sea capaz de generar valor mediante estas técnicas de marketing hotelero avanzado, pero si me atrevo a aventurar que los escasos recursos que pueden tener los hoteles independientes y cadenas de tamaño pequeño-medio estarían mejora invertidos en cuidar de los huéspedes, renovar las instalaciones, actualizar la web & motor de reservas y en ofrecer ventajas (sustanciales) por reservar directamente.

En resumidas cuentas, en cuestiones de marketing hotelero debemos vigilar que como dice el refrán no gastemos más en el relleno que en el pavo!

Ventura Martí – CEO
www.witbooking.com