HOTELEROS, EL SEO HA MUERTO

tipos_letra_hofmannCuando me reúno con hoteleros un tema recurrente es la gestión del posicionamiento en los buscadores (google principalmente), el llamado SEO (search engine optimization) cómo conseguir estar en la deseada primera página en búsquedas tan peregrinas como “Hotel en Barcelona”.

A parte de ser altamente improbable que mediante técnicas y triquiñuelas consigamos estar arriba para este tipo de expresiones, y muy probable que por el camino nos apuñalen con más de una dolorosa factura, ¿debería ser ese nuestro objetivo? En mi opinión la respuesta es no.

Estar en la primera página de resultados de google es bueno para un hotel, y hacer un SEO básico (URL google friendly, descriptions, keywords) es importante, pero ir más allá no vale la pena.

¿Cómo justificamos esta afirmación? Varios motivos:

1) El algoritmo de Google: El buscador de Google nació con una misión, devolver a los usuarios los mejores resultados posibles para una consulta, y con el tiempo la forma de calcular cuales son ha cambiado, Google dispone de mucha más información que antes para hacerlo y tiene en cuenta aspectos más relevantes como la frescura de nuestro contenido, la calidad de los enlaces que nos apuntan o el tiempo que la gente pasa en nuestro sitio cuando nos envía una visita (esta información la obtienen de su herramienta Google Analytics).

2) Comparadores: Empresas como Booking.com, Trivago.com, Kayak.com ofrecen a los usuarios un servicio completo cuando buscamos hotel: nos permiten filtrar opciones, leer críticas de clientes reales y además nos garantizan el mejor precio. Google por su parte sólo nos ofrece un listado de enlaces a hoteles e intermediarios, sin duda una información mucho menos útil para tomar nuestra decisión.

Por estos motivos, el SEO tradicional tiene los días contados en el mundo hotelero, debemos dedicar nuestros recursos a asuntos que nos puedan reportar más reservas; sin duda mejorar nuestra web (contenidos, apariencia, usabilidad, accesibilidad, sistema de reservas) y nuestra posición y reputación en los comparadores nos reportará un mayor retorno a la inversión.